Alegría, Sabiduría, Agradecimiento, Protagonismo: 4 aprendizajes emprendedores que me llevo al 2016

Llegó Diciembre. Hay que terminar todo, hacer un balance que dé positivo y armar una lista de objetivos ambiciosos para el año que viene. Todo rapidito, feliz y sin despeinarse…  ¿Te suena?

Yo enloquezco así todos los años hasta que logro parar un segundo para aclarar las ideas: ¿Qué adoro hacer? ¿En qué soy buena? ¿Estoy quejosa? ¿Qué puedo cambiar? Y la que más me impactó este último tiempo: si me quedaran 3 meses, ¿estaría haciendo lo que hago ahora?

Ceci Nuñez

Entre preguntas y respuestas, encontré cuatro aprendizajes que tuve este año en Bee! Comunicación y en mi vida y quiero llevarme a mi 2016. Me gustaría compartirlos con vos que estás emprendiendo, con vos que estás feliz o infeliz en la oficina, con vos que seguís buscando trabajo y con vos que te jubilaste pero seguís proyectando cosas todo el tiempo, básicamente, porque compartir experiencias, contactos y data es mi forma de emprender y de vivir.

Mis aprendizajes de este 2015 fueron: alegría, sabiduría, agradecimiento y protagonismo.

*ALEGRÍA* aprendiendo a disfrutar -sobre todo- de las pequeñas cosas. Celebrar los logros propios y celebrar aún más los ajenos. Hacernos #autobombo, no desde la soberbia, sino desde el compartir lo bueno que está alcanzar los sueños. Cuando lo hacés desde ahí, no hay crítica, no hay celos.  Creeme que en una cultura donde nos sale tan fácil el autocastigo y la queja sin acción, apostar por la alegría –como decía Benedetti- es un enorme acto de rebeldía.

*SABIDURÍA* para aceptar que aún cuando remo y remo, hay cosas que no puedo cambiar, cosas que no puedo controlar y cosas que es mejor soltar. También para entender que muchos de mis sueños implican más esfuerzo del que puedo bancar cuando se hacen realidad y por lo tanto, tengo que planearlos con responsabilidad. Creeme que con un espíritu emprendedor-escorpiano como el mío, este sigue siendo un enorme desafío.

*AGRADECIMIENTO* por las pequeñas cosas que sí salen bien y muchas veces no veo porque estoy corriendo atrás del reluciente-nuevo-gran-objetivo. Agradecer también por la gente que comparte conmigo lo más valioso que tienen: su tiempo y sus experiencias. Agradecer por todos. Creeme que no es tan fácil agradecer también por los malos ratos o por la gente que no me cuadra, pero cuando observo un poco, veo en ellos excelentes espejos de lo que aún me falta por aprender.

*PROTAGONISMO* para entender que siempre puedo elegir qué hacer con mi realidad. En el mismo instante en que me dejo de quejar y me pregunto cómo puedo cambiar, ya estoy empezando a caminar hacia lo que quiero. Ojo, protagonismo no implica que pueda resolver todo yo sola; implica hacerme cargo de que puedo cambiar y pedir la ayuda necesaria para iniciar ese cambio. Creeme que no hay enfermedad, situación socioeconómica ni organización familiar que nos puedan condenar ni al éxito ni al fracaso.

Si llegaste a leer hasta acá, quiero agradecerte por compartir conmigo algo que no vas a volver a tener: esos minutos de tu tiempo. Si llegaste hasta acá y algo de lo que escribí te resonó, me encantaría que me respondas o me dejes tu comentario y me cuentes en qué andas.

En enero vamos a hacer una pausa para descansar y crear nuevas propuestas de comunicación; mientras tanto me encontrás en FacebookInstagram o Linkedin.

Nos vemos a la vuelta!

Cecilia

Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>